jueves, 23 de octubre de 2008

Tristán e Iseo (1)

"Tristan and Isolde" (1902) de E.B.Leighton. Marcos, al fondo, recela del arpa de Tristán.

Nuestra primera lectura del periodo medieval es la adaptación al castellano del cantar de Tristán e Iseo. El argumento de esta leyenda, cargada de simbolismos, incorpora mitos de muy diversa procedencia: de las culturas celtas, nórdicas, germánicas, orientales y árabes, enlazados junto con el concepto provenzal del amor cortés.

En la lectura de los primeros capítulos ya hemos encontrado numerosos elementos fantásticos y míticos que representan la forma de ver el mundo que tenían los europeos en el siglo XIII:

- La belleza exterior como reflejo de la bondad de la persona,
y la fealdad como símbolo de maldad.

- El dragón venenoso como representación de todo lo maligno y dañino
que causa temor a las personas.

- La agresividad bélica del varón.

- La pasividad como comportamiento social establecido para la mujer.

- La obsesión por la virginidad femenina como valor esencial para el matrimonio.

- El matrimonio como una relación no amorosa o de convivencia,
sino económica, de procreación y de dominación.

- El filtro de amor como símbolo del
inexplicable “subidón” hormonal que proporciona el enamoramiento.

Y otros que iremos descubriendo según avancemos en la lectura.

Un compañero de clase me ha preguntado sobre la ópera que compuso Richard Wagner (1812-1883) con el título de Tristán e Isolda


Efectivamente, el asunto de Tristán e Iseo-Isolda fascinó a Wagner y a sus contemporáneos los románticos por diversos motivos. Pero no adelantemos acontecimientos, ya regresaremos a la ópera de Wagner y la veremos cuando lleguemos al final.

En todo caso, para el próximo martes 28 de octubre tenéis que tener leído y respondidas las cuestiones hasta el capítulo 17 incluido (Petit-cru).

1 comentario:

Trapisonda dijo...

Estoy leyendo esta maravillosa obra con mis alumnos de Literatura Universal:¿Puede haber algo más rabiosamente moderno?
Ha sido un placer encontrar tu entrada al respecto.

Un saludo